Estoy con Vela, aunque me duela

Estoy con Vela, aunque me duela

Decisión dividida, mejor aún , decisión que divide. Estoy a favor de lo que eligió Carlos Vela, a quien además pienso que hay que escuchar. Este joven tiene el atrevimiento de la sensatez, raro en estos días de convulsión en los que todos se igualan a todos y lo he dicho varias veces, “casi nada está en su sitio” .

Se confunde lo que es la retórica con demagogia, pero solo una es elocuente, la otra es un disfraz en tiempos de humo, de caca diría yo, hablando de contingencia sin atingencia.

Explica Vela, que le dijo al Tata que ya No lo llame a la Selección, porque su prioridad es la familia, sin exponer detalles del tema porque por algo son personales; otra razón, dijo, es “que he tenido mis procesos, mis oportunidades, he jugado muchos partidos con la Selección y tampoco pasó nada extraordinario jugando. Hay que darle oportunidad a más gente, hay varios jóvenes que seguramente llegarán mejor al Mundial, 
yo voy a tener 34 años y tampoco le veo problema a que no esté”.

Carlos Vela aprendió a desmarcarse hace mucho tiempo y ha madurado a grado tal de pensar en él y no en la afición, las marcas, la televisión y hasta 
el futbol.

Hace lo que le gusta y lo que no le gusta, sencillamente no lo hace. Aseguró económicamente su vida y la de su familia; disfruta, no se preocupa de más y como dice, su presencia no cambia el curso de la historia reciente en el Tricolor. Él es lo importante. No entiendo porqué cuestionar una decisión así de clara. No se engaña y no engaña a nadie.

Habita en un mundo real en el que tiene la ventaja de saber qué es lo que quiere, algo que muy pocas personas que conozco saben.

La tiene clara, tiene visión, disfruta jugando y, además, todavía le pagan muy bien. 

Esa gloria a la que aspira un futbolista cuando es convocado para vestir en este caso la verde, ya fue.

Hace 14 años disputó un balón frente a Brasil y anotó el gol que lo consagró y a nosotros nos dio la primera más grande emoción de sabernos campeones del mundo.

¿Cuál es la diferencia entre retirarse a los 40 años habiendo jugado cinco Mundiales, Champions y títulos en Europa o México y retirarse a los 28 o 30 sin haber ganado nada, después de un Campeonato Mundial a los 16 años?; Vela hasta este momento ya jugó en Inglaterra, España y Estados Unidos. Difícilmente lo vamos a ver jugar en México, pero nadie es profeta en su tierra.

Carlos tiene futuro desde el presente, no se complica. Los complicados somos nosotros, que crecimos con otros conceptos. Yo digo que equivocados. El futbol es una profesión, ya no es lo que era hace muchos años. Los grandes contratos han cambiado la pasión por la indiferencia, hay que aceptarlo. 

@fernando_andere

Suscríbete a nuestras redes sociales:   Youtube    Facebook    Twitter    Instagram

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s