Julio Hernández López: Astillero

Han sido varios los atajos y fintas que el Presidente de la República ha utilizado para eludir la confrontación directa con el reactivado movimiento magisterial disidente, en el contexto de una reforma educativa heredada (la peñista) y el cumplimiento (a medias, manteniendo el gobierno ciertos controles rechazados por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación) de una promesa electoral de derogación absoluta de los textos legales que le dan sustento.

* This article was originally published here

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s